Rosauro Baro y Javier Hidalgo, dos atractivos ejecutivos

Tarde de terraza y negocios

Socios y además, amigos, los empresarios quedaron para tomar algo juntos en un restaurante del centro de Madrid.

Rosauro Baro y Javier Hidalgo en Madrid Reunión en una terraza

Mejor que en la oficina, Rosauro Baro y Javier Hidalgo prefirieron una terraza para intercambiar opiniones profesionales. Ambos con traje, quedaron en una calle de Madrid. Javier con una botella de agua al lado y Rosauro con un zumo de naranja en la mano, demostraron ser dos atractivos ejecutivos.

La amistad entre ambos supera la profesionalidad. Hacen un buen tandem en los negocios, cuando van uniformados con corbata, y cuando se las quitan y se toman una copa juntos.

Rosauro Baro y Javier Hidalgo en Madrid Vidas diferentes

Amigos, socios y compañeros, y sin embargo, tan diferentes. Rosauro, feliz y enamorado de Amaia Salamanca y Javier, al que no le duran demasiado las mujeres, quedaron a comer algo en la capital madrileña.

Lo hicieron antes de hacer las maletas y poner rumbo a Ibiza, donde acuden cada año y donde disfrutan juntos de divertidas vacaciones a bordo del Melody Maker, el yate de Javier Hidalgo.

Rosauro Baro y Javier Hidalgo en Madrid Sin suerte en el amor

La última coquista de Javier fue Malena Costa, con quien mantuvo dos largos años de relación, junto antes de que la modelo comenzará una relación con el futbolistas Carles Puyol.

Cuando el defensa del Barcelona y Malena terminaron, la mayorquina volvió a los brazos de Javier. Sin embargo, tampoco cuajó la relación, ya que ella ahora se encuentra feliz y enamorada de Mario Suárez, jugador del Atlético de Madrid.

Por otra parte, Javier Hidalgo estuvo, entre otras, con Eugenia Martínez de Irujo, auque tampoco prosperó el amor.

Rosauro Baro en Madrid Rosauro sienta la cabeza

Rosauro y Javier, que han sido siempre los 'reyes de la noche' de Madrid durante mucho tiempo ya no quedan tanto junto cuando se va el sol.

El novio de Amaia Salamanca parece haber sentado la cabeza desde que conociera a la actriz. Con ella comparte techo y aunque la relación va viento en popa, todavía no han pensado en boda.

Rosauro Baro en Madrid Ayudado de muletas

Al finalizar la reunión, Rosauro se despidió de sus amigos y se marchó en un coche, al que llegó con ayuda de unas muletas. El novio de Amaia Salamanca se ha lesionado haciendo deporte, por eso vimos a Rosauro andando con su ayuda.